domingo, 8 de marzo de 2009

Lacística: lazo marrón (servicios de secretaría)

.


La imposición del lazo marrón obedece a la necesidad de ayudar a nuestra dama en labores de secretaría. Las dividiremos en dos, de representación y de servicio informático.

- Respecto a la representación, diremos que entran en esta categoría todas aquellas prestaciones en las que descargamos a nuestra diosa de la tediosa función de reservar hora en la peluquería, en la esteticién, recoger prendas de la tintorería, paquetes de correos, etc. Una dama bien atendida es aquella que le pide a su adorador que se ocupe de estas tareas, y éste, con presteza, llama y concierta una cita o se acerca al lugar indicado. Así, las colas y las esperas se borran de la vida de nuestra dama, y constituyen un excelente modo de servirlas.

- El servicio informático también es esencial. En la vida actual, usamos el ordenador para todo: demostración de esto es que he escrito esta entrada en un procesador de textos, la he colgado en un blog y, ahora mismo, tus ojos están recorriendo estas líneas.

El ordenador está presente en muchas de nuestras actividades, y sirve cada vez más de intermediario entre nosotros y los demás. Si a esto añadimos que, en muchos trabajos, se utiliza durante muchas horas el teclado y la pantalla... ¿No será necesario rescatar de la esclavitud informática a nuestras damas?

Hay muchas cosas que podemos hacer por ellas; redactarles un informe o un trabajo, buscar la información necesaria para un viaje, enviar correos o instalarles programas. Imaginad la de horas que les regálais, y el placer de que estén durmiendo una siestecita, tomando un baño relajante o de copas con sus amigas mientras nosotros tecleamos.

El mantenimiento del ordenador también será cuenta nuestra, ya que hemos de ser secretarios eficaces e informáticos eficientes. Ya sabéis chicos, todo cuenta ;-)

4 comentarios:

Hojadepapel dijo...

Ufff, nunca me cansaría de leer este tipo de posts...Me encantan...
me encanta la sencillez con la que escribís. Es como cuando he leído alguno de vuestros relatos...Parecen tan auténticos, sin látigos, sin cuero...todo más simple...

Un abrazo a los dos y felicidades.

frankie dijo...

Yo debo de haber llevado el lacito marrón ese sin saberlo durante años. Por motivos de horario laboral ella tiene poco tiempo para estos trámites y se los hago yo casi todos. Menuda satisfacción cuando te dice: "gracias, tesoro, muaaccs".

A_mateur dijo...

Natural, cuidada, precisa, sugerente, irónica, ... una estancia adorable.

Un placer descubrirte.

Sonrisas

Anónimo dijo...

Me gusta el blog. Los servicios son muy informativos, servicio informatico.