lunes, 14 de julio de 2008

Intro penesofía



Pequeños, grandes, finos, gruesos, con apariencia de hongo, espigados, rosados, blanquecinos, oscuros...¡que más da!

Disfruta del pene de tu adorador, mujer; porque en la variedad está el gusto.

Aprende a sentirte como sirena en el mar con tu “coral” particular.

Gózalo en todos sus estados y matices: porque tienes todo el derecho... porque eres mujer y dama.

1 comentario:

fernan1000 dijo...

Me voy a hacer una camiseta con el dibujo ;-)