miércoles, 20 de agosto de 2008

Jugo de verano

.


Saboreo con intensidad la última cucharada de mi yogur y me dirijo a la cocina ¿Dónde estará mi adorador?
Me muevo por la casa como una resbaladiza comadreja; le hallo en el cuarto de baño. Me gusta la escena: arrodillado en el suelo y dándome la espalda, intuyo lo que hace. El sonido del agua y el envase de detergente de lavado manual le delatan. Su íntegra desnudez también.

-Hola, tesoro ¿qué haces?
-¡Hola, mi reina! Lavo tu ropa interior.
-Ahá...me gustan mucho los pétalos de hortensias que has puesto en el cajón...
-¿De verdad? Me alegra que te gusten, era momento de cambiar.
-¿Tienes sed?¿quieres que te traiga algo?
-Me apetece algo de naranja... un zumo o un refresco... si fueras tan amable...
-¡Claro que sí!

Regreso a la cocina, cojo una naranja del frutero y un cuchillo, vuelvo al baño.

-Cariño, mañana podías ir a la peluquería y pedirme hora...¡tengo unas raíces ya!
-Claro, mi reina.
-Y después pasarte por el súper y traer yogures. Se han acabado ¿Has pagado la comunidad?
-Hace una semana mi vida.
-¡Dios!-exclamo con un nudo en el estómago mientras mi adorador se detiene momentáneamente en su labor para mirar hacia atrás-¿se ha tomado el perro la desparasitaria de este trimestre? ¡Mira que nos mandó el e-mail la veterinaria!

Sonríe levemente y no por el hecho de que el perro ya haya tomado su pastilla hace cuatro días, sino porque observa cómo troceo en dos mitades la fruta; vuelve a dirigir su atención al barreño y a su contenido.

-Tranquila, mi princesa; está ya hecho.
-¡Uf! menos mal (me bajo los shorts y el tanga para después quitármelos y dejarlos en el suelo).

Levanto la tapa del bidé y pongo el tapón, después abro el grifo para que el agua templada llene el sanitario.

-Cariño ¿podrías prepararme mañana tortitas para el desayuno? hace un par de días que tengo el antojo, pero al final siempre se me olvida decírtelo.
-¿Con nata o con miel?
-¡Mejor con mermelada! Aunque con la mermelada... ¡pegan más los gofres!
-Pues no hay gofres... tendré que bajar luego en un momento antes de que cierren, aunque esto ya está terminado.
-¡Ah! pues si bajas trae ya los yogures... también podías traer un poco más de chocolate, me comí el poquito que quedaba ayer (me siento en el bidé y procedo a asearme mis intimidades).
-De acuerdo, cariño. ¿Quieres tu jabón?
-Oh sí. Gracias, corazón.

Cojo el bote y procedo a enjabonarme la vulva el perineo y el ano. A continuación, retiro con meticulosidad toda la espuma.

-Cariño...
-Dime, reina.
-El zumo está a puntito...

Cojo la mitad de la naranja y me incorporo sin secarme. Mi adorador se aproxima de rodillas hacia mí y con su lengua recoge todas las gotitas de agua que se deslizan por mis gemelos, muslos e ingles. Cuando se aproxima al sexo, le retiro la cara para exprimirle la naranja en su boca.
Repite la operación, bajando hacia el suelo de nuevo y volviendo a subir. Esta vez, cuando llega a la entrepierna, me doy la vuelta para que, desde delante y hacia atrás, seque mi perineo y mis nalgas.
Levanto mi brazo en el aire con la otra mitad en la mano. Me ve y se separa de mi cuerpo, abriendo su boca. Vuelvo a apretar la fruta y algunas gotitas caen en su boca; otras en su torso y otras en el frío suelo.

-Bueno cariño, si quieres más, ve a la nevera... aunque creo que no hay. Igual tienes que comprar ahora cuando bajes.
-Sí... sí, mi reina.

Le doy un beso en los labios, le acaricio el pelo y me voy al salón. Ya desde allí, y con el libro abierto recuerdo y grito: ¡Tesoro, compra también unas latas de atún! ¡Y por favor, coge mi ropa del suelo y métela a lavar!

4 comentarios:

Juan López (pepa) dijo...

Sólo se me ocurre un par de adjetivos para este relato

MARAVILLOSO Y PRECIOSO

Con relatos como este seguro que muchas parejas ven que la dominacion femenina es algo más que látigos y cueros, y que es totalmente compatible con una relación muy romántica y apasionada por los 2 miembros de la pareja.

Gracias Dama y Adorador.

Fernanda dijo...

Hola,

Yo también pienso que son unos textos maravillosos. Con lo que no estoy de acuerdo es que sean relatos, a mí me dan la impresión de que son experiencias reales (eso sí, muy bien escritas).

Bs,
Fernanda.

La dama y su adorador dijo...

Hola,

Dama tiene por costumbre escribir los comentarios, pero como se encuentra este fin de semana de viaje con unas amigas, me ha dado permiso para que sea yo quien conteste:

Efectivamente, tal y como dice Fernanda, los textos del blog están basados en nuestro día y día, en la relación de dominación femenina que mantenemos Dama y yo, y son fiel reflejo de nuestras experiencias reales como pareja.

Puede que, en ocasiones, a la hora de transcribir estas experiencias, omitamos pequeños detalles, con el objetivo de preservar nuestra identidad o para evitar ser excesivamente prolijos, nada más.

Los textos de ficción los incluimos en la sección "relatoteca".

Saludos,
adorador.

Eva Diosa dijo...

Me gusto el enfoque con el que plantean vuestro blog, sobre todo me gusto mas al leer lo que opinaste en contestacion a un sumiso que expreso sobre el tema algo. Me refiero a que corregigieron y expresaron que lo que ustedes practican es la dominacion femenina amorosa y no la sadica! Realmente hay una gran diferencia!!!


Por eso queria comentarte que tenemos un grupo yahoo denominado Power_to_girls, que aborda este particular tipo de liderazgo femenino, el que resulta del florecimiento de nuestras capacidades y no de imponernos con violencia, vejaciones o humillaciones hacia los hombres! Gracias, Eva.